Desde los trece años, quedó en una silla de ruedas pero no fue impedimento de concluir con una carrera universitaria y ser auto suficiente

Por: Miriam Rios/mairim_rios@hotmail.com

DSCF8889

Región San Quintín B.C. Manuel Raymundo Rivera Garibay, un joven  de 37 años, tenas y con un gran amor a la vida misma, demuestra que su discapacidad, de que nunca ha sido un impedimento de realizar lo que te propongas, Contador Público de profesión, y Agricultor de vocación en San Quintín.

Manuel Rivera, quien es nacido en la Ciudad de Ensenada y criado en San Quintín, relata cómo ha sido su vida a partir de los Trece años de edad, tras haber quedado postrado en una silla de ruedas por una lesión medular cuando cursaba la Secundaria en plena adolescencia, asegura no fue fácil, pues los más difícil fue adaptarse a la idea de que no podría caminar.

Sin embargo dice que en todo momento sus padres estuvieron para él,  asegura que un impulsor muy importante para que él, fuera el que sus padres hayan originado dos rampas para que pudiese accesar a las instalaciones educativas en las que asistía, de esa manera pudo integrarse con los demás jóvenes.

Asegura que en ocasiones fue  víctima de situaciones tristes en su vida, pues se encontró en un momento crítico, debido a que paso por su mente el suicidio, pero un gran amigo le hizo ver la situación y a raíz de eso valoró la vida, demostrando que si podía pues se preparó en todo momento y demostró con sus estudios que nada lo detendría, y terminó la carrera universitaria como Contador Público.

Hoy por hoy trabaja como Agricultor independiente y a logrado algunos objetivos en su caminar; cabe mencionar que es autosuficiente, y conduce su propio vehículo, así como maneja su propia empresa entre otras cosas.

Solo pide a las autoridades correspondientes que fijen su vista hacia las personas con diferentes discapacidades, y ayuden a quienes más lo necesitan, ya que San Quintín va en desarrollo sin embargo ese lado tan importante lo dejan de lado.

Por ultimo agradece a sus padres y familia, así como a sus amistades quienes han sido gran parte de su vida, y da un mensaje a aquellos que se encuentran en la misma situación, “que luchen por sus metas, porque nada es impedimento para lograr lo que te propongas”.