·     La acumulación de polvo facilita la presencia de éstos parásitos.

·     Se deben limpiar conductos de calefacción y aire acondicionado.

·     Necesario aspirar alfombras, cortinas y peluches de manera cotidiana.

La proliferación de ácaros es causante de molestias tan comunes como los estornudos,  resequedad y dolor de garganta por las mañanas, estos parásitos viven en el polvo que se acumula en muebles y ropa, así como en los vehículos; los vientos dispersan su presencia, lo que afecta a más de 15 por ciento de la población que sufre de alergias.

 La doctora Consuelo Ramos, especialista en alergia e inmunología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que la actual temporada presenta una alta incidencia de enfermedades respiratorias y de ellas, 85 por ciento tiene su origen en elementos alergénicos que predominan en el medio ambiente como el polen y viento, a los que se agregan los ácaros.

 El crecimiento de estos parásitos microscópicos es favorecido por las temperaturas que sobrepasan  24 grados centígrados y por los  fuertes vientos que provocan la acumulación de polvo.

Es por ello, dijo la especialista del IMSS en Tijuana, que es común que al despertar haya carraspera, que es una irritación en la garganta resultado de la entrada de ácaros al organismo.

Las molestias se manifiestan principalmente por estornudos constantes, ojos llorosos y escurrimiento nasal, se resiente en personas que viven zonas con proliferación de lotes baldíos y con pisos o patios de tierra.

 Por ello, recomendó a la población que sufre de estos problemas, a evitar la exposición a los elementos alergénicos que exacerban sus molestias. En relación a los ácaros, dijo, lo mejor es eliminar cualquier riesgo mediante la limpieza exhaustiva en todos los rincones, muebles y ropa en las viviendas, oficinas o talleres.

 Al realizar la limpieza, se debe utilizar cubre bocas para evitar aspirar los polvos, pues barrer o sacudir es una de las formas de esparcirlos en el medio ambiente.

—-000—-