·     Causas que lo desencadenan estrés, deshidratación, alcohol y cafeína.

·     Dolor de cuello y hombros, vértigo, náuseas y vómito; algunos síntomas.

·     Importante realizar ejercicio físico, y llevar una alimentación saludable.

Provocado generalmente por contracciones musculares, que ocurren cuando los músculos de la cabeza o del cuello se tensan o contraen demasiado, el dolor de cabeza por tensión suele ser sordo y constante, advirtió el doctor Francisco Soto Mandujano coordinador médico de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Detalló que existen muchas causas que lo desencadenan, la mayoría están relacionados con el estrés, deshidratación, alcohol, cafeína, ayuno prolongado, falta de sueño y  golpes en la cabeza.

Señaló que los síntomas se describen como   dolor en el cuero cabelludo en la parte posterior del cuello y hombros; vértigo, náuseas y vómito.

Puntualizó que las molestias desaparecen si la persona descansa o duerme, por lo que se recomienda una habitación fresca, oscura y silenciosa; realizar ejercicios de respiración pausada y muy profunda.

Es importante, acudir al especialista médico desde el inicio del malestar y presenta problemas del habla, visión, mareo e inestabilidad para ponerse de pie o cuando  el dolor empieza de manera muy repentina acompañado de  vómito repentino y fiebre alta.

 

Explicó que el médico determina el tipo y la causa del dolor en función de sus síntomas, antecedentes y un examen físico. Una descripción completa le ayuda a realizar un diagnóstico preciso.

Existen formas de evitar que una cefalea se desarrolle, por ello, recomendó realizar ejercicio de manera habitual, evitar el alcohol y cigarro;  tener hábitos alimenticios saludables –comiendo más frutas y verduras y evitando las grasas-, ejercitar el cuello y los hombros al trabajar en computadoras, es importante dijo, adoptar las posturas adecuadas al leer, trabajar o realizar otras actividades.

—-000—-