• Obras por más de 300 millones de pesos.
  • Avances sustantivos en estrategias de mejora.
  • Ahorros sin demérito de la calidad del servicio.

El superávit alcanzado por el Instituto Mexicano del Seguro Social en 2016 es resultado de las estrategias de recaudación y eficiente control del gasto  implementadas por la administración del presidente Enrique Peña Nieto, sin que afecte la calidad de atención a los más de 70 millones de derechohabientes en el país.

Tras puntualizar lo anterior, el delegado del Instituto, Mtro. Francisco Iván Beltrones Burgos, dijo que las cifras dadas a conocer por el director del IMSS, Mikel Arriola, tendrán un efecto positivo para los más de 2 millones 500 mil derechohabientes afiliados en Baja California, al contemplarse nuevas obras de infraestructura médica así como la ampliación y remodelación de instalaciones ya existentes con una inversión cercana a los 300 millones de pesos.

Precisó que la delegación a su cargo generó también  números negros en materia presupuestaria por el orden de  1 mil 800 millones de pesos, que resultan de un adecuado manejo del recurso y optimización del gasto operativo, “hemos ahorrado en varios rubros pero no se ha escatimado un solo peso destinado a la prestación del servicio médico o en el surtimiento oportuno y suficiente de los medicamentos a nuestros derechohabientes”, subrayó.

Beltrones Burgos, destacó que los patrones bajacalifornianos y sanluisinos, conscientes del gran beneficio que representa para sus trabajadores contar con la atención médica,  servicios de guardería y otras prestaciones económicas, aportan cumplen puntualmente con sus contribuciones y así se confirma  nuevamente  en lo que va de 2017 con un saldo positivo de 925 millones de pesos con respecto al ingreso y egreso de recursos.

El funcionario federal afirmó que las nuevas estrategias implementadas para mejorar la calidad de la atención médica, paulatinamente han sido perceptibles con la agilización de tiempos de respuesta en citas médicas a medicina familiar y de especialidades; intervenciones quirúrgicas, pero lo más importante “es que el Seguro Social con un nuevo modelo preventivo de salud, dejará de ser sólo un adminstrador de servicios médicos para revertir la alta incidencia de padecimientos crónico degenerativos”, recalcó.

En cuanto a las medidas de simplificación administrativa, el maestro Beltrones Burgos resaltó que el Instituto va a la vanguardia en el aprovechamiento de herramientas tecnológicas ya que un gran porcentaje de trámites que anteriormente sólo se realizaban de manera presencial, ahora están disponibles en aplicaciones para computadora o teléfonos móviles, lo que ha eliminado filas y traslados innecesarios de los usuarios a instalaciones del IMSS.