Los camellones centrales del boulevard Lázaro Cárdenas, están convertidos en depósito de chatarra de accidentes automovilísticos y maleza de todo tipo, sin que la autoridad municipal, agrupaciones civiles o comerciantes asentados en este tramo, adopten algún espacio con la finalidad de embellecerlo y mostrar una buena imagen a los conductores que cruzan hacia el sur de la Península.

Algunos ciudadanos opinan que en la anterior administración municipal  enviaban a los detenidos por faltas al bando de policía y buen gobierno, para que realizaran tareas de limpieza y esto les facilitaba el cumplir con la falta cometida, además de que realizaban tareas del pintado de las guarniciones, que permitían una mayor seguridad en el transito nocturno.

La ausencia de una cultura para mantener medianamente embellecido este boulevard y la falta de voluntad de la autoridad delegacional, están provocando que se esté llenando de maleza y muestre inexistencia de pintura fosforescente en los camellones centrales, que son importantes para los conductores en el horario nocturno.