• Surgen versiones tendenciosas en redes sociales.
  • No hay privatización o universalización de los servicios de salud.
  • La dependencia es más pública y social que nunca.

 Ante publicaciones que tendenciosamente se vierten a través de redes sociales y  que provocan inquietud entre los derechohabientes del  Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ocasionando también confusión de la opinión pública, el delegado regional de la dependencia en Baja California y San Luis Río Colorado, Sonora, rechazó  la existencia de un plan de privatización o iniciativa de universalización de los servicios de salud.

El maestro Francisco Iván Beltrones Burgos, negó categóricamente las versiones que con el ánimo de inquietar y confundir a la población volvieron a circular e hizo un llamado a la población derechohabiente así como a trabajadores del propio Instituto a no dejarse llevar por rumores que carecen de fundamento.

Aseguró que el IMSS está más sólido que nunca y en constante movimiento con varias iniciativas de mejora que han incidido favorablemente en todas las áreas de atención, primordialmente en los servicios médicos que representan uno de los mayores compromisos del presidente Enrique Peña Nieto con las familias mexicanas.

Resaltó que se revertido la tendencia deficitaria que comprometía la viabilidad del Instituto al lograr en 2016 –por primera vez en siete años- un superávit por más de 6 mil millones de pesos a nivel nacional, resultado al incremento en los ingresos y medidas de control presupuestario y eficiencia en el gasto, “en la delegación a mi cargo, el superávit alcanzado es de 1 mil 800 millones de pesos”, precisó.

El funcionario federal reconoció que existen aún grandes retos financieros sobre todo por los cambios en perfil demográfico de la población, que por una parte incrementa su esperanza de vida, pero por otro lado, generan un alto costo por la necesidad de atender a una gran parte de ellos con padecimientos crónicos de alto costo para la Institución.

No obstante, Beltrones Burgos enfatizó que los señalamientos en el sentido de que se dejará de atender a pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas cardíacos o cáncer, son totalmente falsos “como falso es que habrá un seguro universal”.

Aseguró que el intercambio de servicios con otras instituciones de salud, siempre han existido a través de convenios de colaboración para la prestación de bienes y equipo en aras de ofrecer atención de calidad a la población, lo que no implica la portabilidad de la seguridad social por decisión de los derechohabientes de cada dependencia.

Finalmente, Beltrones Burgos concluyó que “el IMSS es más público y más social que nunca y seguirá enfocando sus esfuerzos para agilizar todos los procesos de atención; mejorar la calidad de los servicios médicos y continuar con el programa de simplificación y digitalización de trámites en beneficio de los derechohabientes y patrones”.