*La ciudadanía espera que no existan abusos y extorsiones.

*Bienvenidos al valle para que los sanquintinenses recuperen la tranquilidad y seguridad.

La Dirección de Comunicación Social del XXll Ayuntamiento de Ensenada, acaba de enviar un boletín informativo a todos los medios de comunicación de la ciudad de Ensenada y de esta zona, con la finalidad de difundir el arribo de 200 elementos de la Gendarmería al municipio más grande de América Latina, que incluye –desde luego- al valle de San Quintín, donde los delitos de alto impacto aumentaron considerablemente.

De acuerdo al contenido de este boletín informativo nuestro alcalde dijo- Para fortalecer la acción operativa de las corporaciones policiales y fuerzas armadas, este viernes se llevó a cabo una reunión de coordinación para sumar a la Policía Federal División Gendarmería a los trabajos emprendidos en la zona sur de Ensenada.

Durante el encuentro celebrado en las instalaciones del 67/o Batallón de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional, representantes de los tres órdenes de gobierno refrendaron su compromiso y disposición de trabajar de la mano para lograr resultados positivos en beneficio de la población.

En representación del alcalde, Marco Novelo, el director de Seguridad Pública Municipal, Emilio Camarena Castillo reiteró el agradecimiento al Gobierno de la Republica que encabeza, Enrique Peña Nieto, por su pronta respuesta al brindar el apoyo requerido para lograr entornos seguros en las delegaciones del sur.

De igual manera, los delegados de Punta Colonet, Camalú, Vicente Guerrero, San Quintín y El Rosario expresaron su agradecimiento al primer edil, Marco Novelo, y a la corporación federal por sumarse a la vigilancia; “sentimos que hemos sido escuchados, cuenten con nuestro apoyo para que desarrollen de la mejor manera su labor”, expresaron.

Por su parte, el suboficial Daniel Martín Corona Soto, responsable del grupo de Gendarmería con presencia en San Quintín, exhortó a las autoridades y a los delegados a cerrar filas para obtener resultados, principalmente para fortalecer las labores de proximidad social en sus comunidades.

Todo esto resulta demasiado positivo, aceptable y el reconocimiento de los sanquintinenses al ser escuchados y atendidos en un tema, que ya los mantenía en un estado de zozobra, temor y preocupación, sin embargo tienen algunas dudas en el actuar, ya que en ocasiones lejos de enfocarse hacia el objetivo que provoco su arribo a esta zona, resultan afectados los ciudadanos dedicados al trabajo honesto, serio y responsable.

Principalmente hacia aquellos jornaleros agrícolas que adquirieron su carrito chocolate con dificultades económicas, para usarlo como un instrumento de transporte hacia sus labores del campo, según denuncias que existen en la oficina de representación de los Derechos Humanos en el valle de San Quintín.