El presidente municipal Marco Antonio Novelo Osuna, anuncio con bombo y platillo el arribo de la Gendarmería al valle de San Quintín, con la finalidad de inhibir los delitos de alto impacto y brindar la seguridad y tranquilidad que le vienen reclamando los ciudadanos de esta zona, además de agradecer este apoyo al gobierno federal.

Sin embargo hasta el momento la presencia de esta corporación policiaca en este valle, simple y sencillamente en nada ha ayudado a que baje el índice de delitos de alto impacto, aunque pudiera resultar que en breve aparezcan sus resultados, mediante la detención de delincuentes y el retorno de la tranquilidad y seguridad de los sanquintinenses.

Es cierto que tienen pocos días de haber anunciado su presencia en esta zona, sin embargo ya han transcurrido los suficientes, para que los ciudadanos les reconozcan que su presencia vino a ayudar a resolver el grave problema de inseguridad y a bajar el alto índice de delitos de alto impacto, lejos de andar deteniendo algunos raterillos y viciosos.

Esperemos que su presencia “no venga únicamente a perjudicar a los jornaleros agrícolas”, que les suda la gota gorda todos los días, para lograr llevar el sustento de vida a sus familias, principalmente aquellos que tienen como medio de transporte un carrito chocolate.