*Cuestionan nuestra nota informativa de falta de valores políticos y sociales.

El sacudir el avispero de hambrientos de poder económico y político del valle de San Quintín, nos provocó que nos dieran nombre de Diputados y Regidores, que han representado la voz de nuestra zona en el cabildo de Ensenada y Congreso del Estado, con la finalidad de desacreditar nuestras apreciaciones de la falta de valores políticos y  sociales.

En esta lista de valores políticos aparece Antonio Rodríguez Hernández, Armando Espinosa Arroyo, Jesús Antonio Martínez Castro, Heriberto Herrera Arroyo, Bernardo Gastelum, Luis Fernando Valdez Carmona, Miriam Nayelli Méndez, Verónica Valdez, Estefana López Peralta, Jesús Ramón Espinosa Morales y su vástago Gil Espinosa Gámez, Carmen Iñiguez Casanova y Alejando González León.

El primero de estos resulta el único que llego de manera directa al Congreso del Estado, debido a que puso en juego la chequera y la amistad que logro ante la personalidad del ahora ex – Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, además de representar únicamente al sector empresarial agrícola, que resulta el motor que mueve la economía del valle de San Quintín.

Armando Espinosa Arroyo y Jesús Antonio Martínez Castro, resultaron producto de esa rueda de la fortuna que resulta la política, ya que lograron colarse al Congreso del Estado, gracias a la operación “Chapulín” de algunos de esos colmilludos político que andan del tingo al tango, para mantenerse siempre con una representación de elección popular.

Los casos de los regidores Luis Fernando Valdez Carmona, Bernardo Gastelun Valenzuela y Jesús Ramón Espinosa, Estefana López Peralta, resultan producto de esas facturas políticas de los partidos y gobernantes, que les garantiza su chuleta a perpetuidad en los erarios públicos y sindicales, lo cual se reduce a cero interés por el desarrollo del valle de San Quintín, como ha venido ocurriendo desde que concluyeron sus periodos, ya que están más interesados por su supervivencia que por la ciudadanía.

Verónica Valdez y Gil Espinosa Gámez, representan más de lo mismo mencionado en el párrafo anterior, y la Regiduría que ocupara la maestra Mirian Nayelli Méndez representa la rifa del tigre, ya que esta la habían reservado para la ex – Regidora Carmen Iñiguez Casanova, quien acepto esta responsabilidad cuando ella lo dispuso, considerando que tenía los mismos atributos  que su esposo el ex – Diputado Antonio Rodríguez Hernández, para lograr esto cuando lo decidiera.

Y finalmente tenemos el caso del ex – Regidor Alejandro González León, quien logro este objetivo gracias a una gran cantidad de medallas de reconocimientos, que no fueron suficientes para que contribuyera al desarrollo de nuestra zona.

De todos estos nombres que nos enviaron lamentablemente ninguno de estos tiene el mas mínimo interés por el desarrollo del valle de San Quintín, sin embargo ponemos a su disposición este mismo espacio para nos informen de los que están haciendo actualmente estos ex, que no sea de estar en la nomina estatal