El área de buzón de quejas de este medio de comunicación recibió algunos documentos de inconformidad por la falta de cobertura de la toma de la unidad municipal, que realizaron algunos dirigentes de colonias debido a la falta de atención y molestia de funcionarios municipales, que habrían de presidir algunas mesas de trabajo para la solución de algunas demandas de obras.

De acuerdo a la política editorial de esta empresa tienen el estudio y análisis de todos y cada uno de los acontecimientos que se realizan en el valle de San Quintín, con la finalidad de evaluar cuales realmente son del interés de la comunidad, y los beneficios que estos pueden arrojar.

La situación de las tomas de oficinas y edificios públicos, así como las marchas y plantones ya resultan un verdadero “fastidio” para la ciudadanía en general de nuestra zona, que hasta de chascarrillo toman este tipo de acciones, considerando que siempre tienen un matiz y color partidista, incluyendo los beneficios personales de algunos líderes y liderzuelos.

A estos debemos de incluirle la mafia existente entre algunos funcionarios públicos y los liderzuelos, que cobran en los gobiernos municipal y estatal, bajo la consigna de realizar este tipo de acciones cuando realmente son convenientes, para levantar cortinas de humo en torno de la falta de desarrollo e inversión pública a esta olvidada zona del valle de San Quintín.

Sin embargo aún existen algunos comunicadores despistados que consideran que este tipo de notas tienen mayor trascendencia hacia el interior de la ciudadanía de nuestra zona, cuando todos tenemos pleno conocimiento de que se tratan de acciones partidistas cuando están cercanos tiempos electorales, como las elecciones del 2018, que ya se avecinan.