Ante la falta de elementos de mayor trascendencia para el avivamiento del tema político social del valle de San Quintín, un grupo de  funcionarios del XXll Ayuntamiento de Ensenada, resultaron los personajes principales de esta obra, que tuvieron como tema central “la toma de la unidad municipal”, bajo la dirección de Virgilio López y el alcalde Marco Antonio Novelo Osuna.

Y como siempre ocurre para darle mayor sabor y sazón a los show escogieron un nombre que pudiera enganchar al mayor número de asistentes y participantes del tema de la obra denominada “que si los corrieron, que no los corrieron”, donde involucraron a todo el pueblo del valle de San Quintín, aunque este haya permanecido ajeno a esta toma de la unidad municipal.

El principal actor Virgilio López hablo a nombre del pueblo de San Quintín, cuando dijo en una entrevista que resultaba una falta de respeto para nuestros coterráneos, además de reiterar que no los habían corrido cuando la líder social Eva Méndez Silva, opinaba lo contrario, lo cual armo el verdadero show que se esperaba y donde quienes resultaron los malos fue el grupo de funcionarios públicos municipales, que habrían de presidir unas mesas de trabajo.

Uno de estos funcionarios públicos menciono que únicamente les pedían orden y que Virgilio López, le dijo que se retirara porque el pueblo lo estaba pidiendo, sin embargo en el lugar apenas había aproximadamente 100 personas, cuando el valle de San Quintín, tiene una población aproximada a los 120 mil habitantes.

Y es precisamente por este tipo de hechos y acciones que el día de ayer publicamos esta nota en nuestro medio:

Nos reclaman la falta de cobertura de la toma de las oficinas delegacionales.

El área de buzón de quejas de este medio de comunicación recibió algunos documentos de inconformidad por la falta de cobertura de la toma de la unidad municipal, que realizaron algunos dirigentes de colonias debido a la falta de atención y molestia de funcionarios municipales, que habrían de presidir algunas mesas de trabajo para la solución de algunas demandas de obras.

De acuerdo a la política editorial de esta empresa tienen el estudio y análisis de todos y cada uno de los acontecimientos que se realizan en el valle de San Quintín, con la finalidad de evaluar cuales realmente son del interés de la comunidad, y los beneficios que estos pueden arrojar.

La situación de las tomas de oficinas y edificios públicos, así como las marchas y plantones ya resultan un verdadero “fastidio” para la ciudadanía en general de nuestra zona, que hasta de chascarrillo toman este tipo de acciones, considerando que siempre tienen un matiz y color partidista, incluyendo los beneficios personales de algunos líderes y liderzuelos.

A estos debemos de incluirle la mafia existente entre algunos funcionarios públicos y los liderzuelos, que cobran en los gobiernos municipal y estatal, bajo la consigna de realizar este tipo de acciones cuando realmente son convenientes, para levantar cortinas de humo en torno de la falta de desarrollo e inversión pública a esta olvidada zona del valle de San Quintín.

Sin embargo aún existen algunos comunicadores despistados que consideran que este tipo de notas tienen mayor trascendencia hacia el interior de la ciudadanía de nuestra zona, cuando todos tenemos pleno conocimiento de que se tratan de acciones partidistas cuando están cercanos tiempos electorales, como las elecciones del 2018, que ya se avecinan.