• A las 00:00 horas de este sábado inicia la temporada de captura del crustáceo que este año espera una producción superior a las 550 toneladas

ENSENADA, B.C.- Viernes 15 de septiembre de 2017.- Con un esfuerzo pesquero de más de 218 embarcaciones y un pronóstico de producción superior a las 750 toneladas, este sábado inicia la temporada langostera en Baja California, pesquería a la que la Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, ha destinado más de 1.7 millones de pesos en infraestructura, equipamiento, capacitación, extensionismo y mejoramiento de flota en este año.

El titular de la Secretaría de Pesca del Estado (SEPESCABC), Matías Arjona Rydalch, destacó que en toda la entidad existen 21 permisionarios y 3 concesionarios para el aprovechamiento del recurso, cuyos equipos de trabajo están listos para la primera salida o “marea” que será a las primeras horas del 16 de septiembre.

Comentó que 218 esfuerzos o embarcaciones permisionadas o concesionadas, representan más de mil empleos directos en todo el Estado, considerando pescadores, sorteadores, transportistas, empacadores, personal administrativo y de otras tareas que se realizan durante el proceso de captura, acopio, almacenamiento y comercialización.

Explicó que las principales áreas de captura se encuentran en Islas Coronado, Popotla, El Sauzal, Campo Nuevo, Eréndira, El Papalote, San Quintín, El Rosario, Punta Baja, Punta Canoas, Santa Catarina, Santa Rosaliíta, Punta Rosarito, El Tomatal e Isla de Cedros.

Entre el año pasado y el que transcurre, a través de la SEPESCABC se han respaldado diversos proyectos a distintas organizaciones, destacando un millón de pesos en mejoramiento de flota, 659 mil pesos en equipamiento e infraestructura, así como 90 mil pesos en capacitación y extensionismo, todo ello con la intención de hacer más eficiente la actividad, de la que dependen muchas familias de pescadores y prestadores de servicios en la entidad.

El funcionario estatal confió en que la captura del crustáceo se habrá de realizar sin contratiempos, gracias a la voluntad de los productores y autoridades, lo que debe traducirse en una buena temporada, dentro de la que se pronostica además un precio por kilo de 60 dólares en promedio durante todo el periodo, mismo que concluye a las 00:00 horas del 22 de febrero.