*Continuarán las jornadas de atención de medicina de tercer nivel.

*Mil 508 mujeres recibieron consulta para la detección de cáncer.

 *Mejoramiento en las instalaciones y más equipamiento, el compromiso.

Los esfuerzos para brindar mejores servicios a los trabajadores y sus familias en el valle de San Quintín,  son prioridad para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El maestro Francisco Iván Beltrones Burgos, delegado regional, explicó que además del significativo avance en la labor con productores del campo y representantes de los jornaleros agrícolas para la afiliación de trabajadores de la zona,  la atención médica se ha fortalecido significativamente con la llegada de más especialistas.

Adicionalmente, el Instituto ha invertido en el mejoramiento de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 13 y en el Hospital IMSS Prospera número 69 un monto superior a 45 millones de pesos, con lo que se da cumplimiento cabal al compromiso de mejorar las instalaciones y proveer a los derechohabientes espacios dignos.

Un ejemplo claro, explicó el delegado Beltrones, es la jornada de ginecología quirúrgica celebrada la semana pasada, que se suma a otras tres celebradas en los últimos doce meses en beneficio de más de 5 mil habitantes de la zona.

La jornada de cirugía ginecológica estuvo dirigido a la población en general, ya que de la totalidad de las mujeres atendidas, 1 mil 45 no contaban con seguridad social; 283 están inscritas al seguro popular y sólo 180 pertenecen al régimen ordinario del IMSS.

Indicó que de esta manera y por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto y del Director general del Instituto, maestro Mikel Arriola, se ofrecen servicios médicos al grueso de la población rural de las diferentes etnias que residen y trabajan en el valle de San Quintín.

Esta atención de tercer nivel, agregó, continuará  con una jornada de atención oftálmica y una más de cirugía reconstructiva de paladar hendido y labio leporino, en los próximos meses.