• Se trabaja en la excavación de vialidades para instalar las tuberías del sistema de Macro distribución de agua

SAN QUINTIN, B.C.- Martes 24 de octubre de 2017.- La Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, ha propuesto una serie de acciones para que los residentes del valle de San Quintín, cuenten con agua potable de calidad, por lo que actualmente se están perforando algunas vialidades para instalar la tubería de lo que será el sistema integral de macro distribución.

El Delegado de la Secretaría General de Gobierno en San Quintín, Moisés Dávalos López, explicó que recientemente se realizó una gira de trabajo por el sur de Ensenada, en la que participaron el Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Manuel Guevara Morales; el Director de la Comisión Estatal de Agua, Germán Jesús Lizola Márquez y el Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada, Carlos Loyola Peterson, para constatar los avances de esta obra.

Dávalos López, explicó que de igual forma, se han estado realizando encuentros con diferentes sectores de la población a quienes se presentó información clara sobre el estado actual del agua en San Quintín, así como los retos que enfrentan las familias ante la escases del vital líquido, abundando en la obra de la planta desalinizadora de agua de mar, como única fuente de abastecimiento para esa zona.

El funcionario estatal, indicó que esta obra representa el esfuerzo y gestión del Gobierno estatal ante el Gobierno federal a través de la CONAGUA, pues la inversión para el sistema integral de macro distribución, que contempla las tuberías y tanques de almacenamiento, supera los 400 millones de pesos.

 La planta desaladora de agua de mar, dotará de 250 litros por segundo, esto permitirá que aquellas comunidades que sólo tienen agua algunas horas, tengan el servicio las 24 horas, mientras que aquellas colonias en donde solo pueden tener agua a través de pipas y almacenan el vital líquido en tambos, también podrán contar con los beneficios del agua entubada, por lo que representa una oportunidad para mejorar el entorno social, la calidad de vida y por supuesto, la salud de los pobladores.