*Más negocio que labor social.

*Surgen organizadores de eventos como abejas.

Durante nuestros primeros años, como medio de comunicación regional del valle de San Quintín, nos llevó el interés hacia un periodismo social, humanista y altruista, con la finalidad de ayudar aquellas familias necesitadas de que alguien les pusiera atención al problema familiar, de salud y económico que vinieran enfrentando.

En un periodo consecutivo de 10 años, realizamos el evento que inicialmente denominamos “Navidad del niño pobre”, que posteriormente cambio al de “Mágica Navidad”, donde logramos apoyos sin precedentes de juguetes, cobijas, gorros, guantes, suéters y algunos pavos, lo cual provoco que nos rodeara una gran cantidad de personas, entre buenas, regulares, malas y espías de políticos y gobernantes.

Desafortunadamente de estos grandes eventos aparecieron muchos imitadores y personas, de poca calidad moral que en la actualidad vienen promoviendo y comercializando eventos,  con la única finalidad de ver que arañan, más que con ese sentido honesto altruista y humanitario, además de no tener el detalle de dar cuenta públicamente que lugares y personas resultaron beneficiadas con los donativos que solicitaron.

Este año, como en los anteriores escuchamos una serie de eventos, que únicamente tienen la finalidad de darle culto a la personalidad de algún político o gobernantes, otros con un fin político y económico, ya que su perfil no enseña que hayan tenido esa virtud desde años anteriores, y que este anunciando hacia qué sectores de la población llevaran esos donativos que vienen solicitando.

A esto debemos precisamente una copia fiel de la organización de una carrera deportiva de 05 kilómetros, que viene promoviendo el propietario de una empresa de publicidad de la colonia Vicente Guerrero, que aún le sangra la herida de haber sido desdeñado por esta empresa editorial Volcanes.

Este tipo de evento deportivo anual resulta parte de las actividades del grupo ciudadano Bahía de San Quintín, que lo ha organizado durante nueve años consecutivos, pero que en este año lo suspendió para retomarlo nuevamente el próximo año, con la finalidad de darle algunos cambios mayormente atractivos para la participación de los deportistas y una mayor diversión y entretenimiento para las familias asistentes a la premiación y participación.

Sin embargo nos queda la satisfacción del recuento de todas nuestras actividades, que vienen retomando algunas personalidades carentes de una mentalidad mayormente visionaria y creativa.

En nuestro largo peregrinar en el aspecto informativo también tuvimos la oportunidad de ser partícipes y promotores de la formación del Club de Leones, Club Rotario, Madrugadores, Asociación de Periodistas del Valle de San Quintín y grupo Bahía de San Quintín, con la finalidad de involucrar a la sociedad en su desarrollo político, social y económico.

Los eventos de la “Mágica Navidad”, también resultaron invadidos por este tipo de personas, que se ofrecían como voluntarios en la entrega de los donativos, quienes después del evento salían con bolsas repletas de juguetes y dulces, debido a que controlar 10 mil niños, nos obligaba a requerir del apoyo de otras personas.

En la actualidad hasta los Delegados Municipales, le entran a la solicitud de donativos.

Esperemos que todos los eventos anunciados reflejen esa claridad y transparencia, que nos lleve a analizar que estamos fuera de toda realidad en nuestras apreciaciones.