La familia es el núcleo de la sociedad, si la sociedad esta pervertida, corrompida y cada vez peor es porque las familias están en las mismas condiciones. El blanco perfecto de Satanás es la familia; ya que si desintegra, corrompe y destruye una familia lo está haciendo a la sociedad. Un Altar era un lugar el cual se dedicaba a Dios con el propósito de que su presencia, respaldo y bendición se derramara sobre aquel que lo invocaba.

Sin embargo, lo mas difícil es que las familias han sacado a Dios de sus hogares  y le han dado lugar a lo que les pervierte, destruye y corrompe.

Programas televisivos, Novelas, Películas, Internet a través de los cuales se transmiten mensajes inmorales y corruptos con el propósito de dañar el corazón de los que integran la familia.

Si te vuelves al Todopoderoso, y alejas de tu casa la maldad, serás del todo restaurado. Job 22:23

 

La condición para que la bendición de Dios se derrame sobre tu familia es que te vuelvas a El de todo corazón, ya que una vez lo hagas poseerás el poder para alejar de tu casa todo aquello que no les edifica. Hoy es el día de volver a los brazos de Aquel que Fundó la familia, Hoy es el día de sacudirnos de toda Perversión, Dureza e Insensibilidad y Empezar a darle el Tiempo, Espacio y Lugar que El se merece en nuestros hogares.

Es tiempo de introducir a nuestras casas el culto familiar, leer la biblia, orar, ayunar, compartir juntos en armonía, poner nuestras limitaciones y adversidades unidos en oración delante de Dios y caminar unánimes en las decisiones y pasos que vayamos a dar como familia. ¿Sabes porque muchas respuestas familiares no han llegado? porque como familia no están unidos; quieren ver bendición, abundancia y que los tiempos cambien pero ustedes como familia no cambian, no le dan lugar a Dios y lo peor de Todo es que el Altar de Dios en tu Hogar está Destruido.

¿Qué cosas en tu hogar necesitan ser restauradas? Tal vez sea la economía, la unidad, la paz, la armonía sea lo que sea déjame decirte que va a ser restaurado cuando te vuelvas de todo corazón al Dios de los Cielos y desarraigues de tu casa toda pelea, división y competencia. Nunca vamos a entender el Papel que debemos desarrollar, la Responsabilidad que tenemos como miembros de familia y el Compromiso ante Dios y los que nos rodean si antes no Restauramos nuestra Relación Con el que le da el verdadero sentido a la familia.

Nuestra conducta fuera del hogar refleja lo que vivimos dentro del mismo. Es tiempo de establecer hogares sólidos, firmes y estables en Dios; ya basta que los matrimonios se estén rompiendo, de que los hogares se estén destruyendo y de que crezcan hijos sin sus padres únicamente porque el Altar de Dios está destruido.

Es la hora de que arregles tu relación con los integrantes de tu familia, es la hora de que pidas perdón y perdones a aquel que te dijo o hizo algo en contra lo cual dio como resultado la División entre ustedes. Si quieres que la Presencia de Dios, La Bendición de Dios y El Respaldo divino se manifieste en tu hogar “Debes Restaurar El Altar Familiar”