Cuando nos atenderán los gobernantes”

Por: Rodolfo Guevara Cázarez

Los residentes del valle de San Quintín, están acumulando demasiado resentimiento hacia los tres niveles de gobierno, debido a que los han dejado a la deriva en materia de desarrollo.

Otro de los resentimientos acumulados es  que les han negado su independencia, como un nuevo municipio del Estado de Baja California, bajo el argumento de que no existen las condiciones necesarias para ello.

Gobernantes van y vienen dentro del ámbito estatal y municipal, sin que logren aterrizar inversiones que logren sacar del subdesarrollo en que se encuentran los residentes del llamado valle de San Quintín.

Y qué decir de los Diputados locales y Federales, que únicamente les ofrecen el sol y las estrellas cuando andan en campaña, pero que una vez concluidas estas únicamente les dan evasivas y justificaciones.

Lo más reciente que acaban de experimentar los residentes de esta zona y líderes de agrupaciones civiles resulta el olvido del Gobernador del Estado, quien los convoco a una reunión cuando más lo necesitaba, para destrabar el conflicto de los jornaleros agrícolas del 2015, sin embargo al superar esta etapa difícil que se vivió dejo del lado el compromiso de estarse reuniendo mensualmente con los representantes de organismos civiles de nuestra zona.

Si bien es cierto que el mandatario estatal ha enviado a sus funcionarios de primer y segundo nivel, también es cierto que no tienen poder de decisión en algunos aspectos, que única y exclusivamente nuestro gobernador tiene la capacidad de resolverlos.

Los residentes de esta zona necesitan escuchar del propio mandatario estatal, que ha pasado con el anunciado proyecto de la desaladora en apariencia estancado y sin mayores avances. También necesitan escuchar de nuestro gobernante que si es un proyecto viable que nos habrá de resolver el grave problema de la escasez del agua, para uso doméstico y agrícola.

También necesitan escuchar del propio gobernador que está preocupado por el clima de inseguridad que viene prevaleciendo actualmente, y que ya tiene una estrategia definida para devolverles la seguridad y tranquilidad a nuestras familias.

Esperemos que nuestro gobernador pronto nos visite, y nos demuestre que no nos ha dejado a la deriva como muchos ciudadanos piensan.