• Desalinización de agua de mar, fuente de agua viable sin afectar el acuífero

San Quintín, B.C.- Viernes 10 de noviembre del 2017.- La Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), dio a conocer que en el valle de San Quintín no hay otra fuente de agua viable que no sea la desalinización de agua de mar, por lo que la construcción de la presa Santo Domingo no es la solución para abatir el rezago del recurso hídrico en la región sur del municipio.

En ese sentido, el Director de la CESPE, Carlos Loyola Peterson, explicó que desde el punto de vista geológico, el sitio con mayores posibilidades para construir la presa está ubicado a 18 kilómetros al Este de la colonia Vicente Guerrero, justo sobre el arroyo Santo Domingo. Sin embargo, este proyecto resulta inviable por la elevada inversión que requiere y la poca precipitación, lo cual implicaría una dificultad para el llenado de su embalse.

No hay certidumbre de contar con agua y el acuífero está dañado, por el contrario, la estadística muestra que en un periodo desde 1943 a la fecha, solamente se hubiera llenado en ocho ocasiones, el resto de los años hubiera permanecido casi seca y el impacto negativo sobre el acuífero hubiera sido mayor, agregó.

Cabe señalar que los períodos de sequía son cíclicos y cada vez más prolongados, por lo que teniendo una presa en el arroyo Santo Domingo, impediría la recarga del acuífero de la colonia Vicente Guerrero y éste se secaría debido a que solo se recarga cuando llueve mucho, lo cual ocurre con poca frecuencia y lo que significaría que los pozos en Vicente Guerrero se secarían provocando serios problemas.

Bajo esta premisa, Loyola Peterson comentó que la construcción de la planta desalinizadora, además de ser una fuente segura, es una nueva fuente de agua ajena al acuífero, evitando afectarlo más de lo que ya está, tanto el acuífero de Santo Domingo, como los de San Simón y Camalú.