San Quintín, B.C.- La Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), realizó una visita al valle de San Quintín a fin de atender de primera mano las inquietudes de los residentes de la zona sur del municipio, e informar sobre el tema de la desalinización de agua de mar.

El Director General de la paraestatal, Carlos Loyola Peterson, destacó que para el Gobernador del Estado y para la Cespe, el agua es actualmente el tema más importante para Baja California, ya que de ese recurso depende el presente y el futuro del desarrollo social y productivo de la entidad.

Asimismo, reiteró la importancia de la región en el tema hídrico, teniendo como prioridad que los residentes de San Quintín tengan los mismos beneficios al contar con el servicio de agua potable y drenaje, como el resto de los bajacalifornianos.

Loyola Peterson manifestó que “es momento de definir el proyecto que incluye la construcción de la Planta Desaladora, y dejar cerrado este tema y no retrasarlo más, los exhorto a que se escuche su voz hasta Mexicali, es momento de que San Quintín cuente con el derecho humano al agua; ese es el reto”, dijo.

En la zona comprendida entre Camalú, Nueva Odisea y Lázaro Cárdenas, se estima una población de casi 100 mil personas y Cespe tiene 16 mil cuentas, al respecto, el Director de la Cespe informó que junto con las obras de construcción de la planta desaladora, de acueductos y tanques, se tienen que instalar alrededor de 12 mil tomas domiciliarias adicionales para estar en condiciones de distribuirle agua por tubería a toda la población.

Durante su estancia por la zona sur, Carlos Loyola Peterson sostuvo reuniones ciudadanas con residentes de Vicente Guerrero, Camalú, ejido Raúl Sánchez Díaz, así como visitas a la Universidad Autónoma de Baja California, Escuela Normal Estatal y Universidad Tecnológica de Tijuana.