*Demasiado escozor les causo la nota de los ciudadanos emblemáticos.

Por: Rodolfo Guevara

Los jilgueros oficiales de los gobernantes, alcaldes, diputados, funcionarios públicos y políticos, nos llenaron de correos electrónicos en desaprobación y justificación de los eventos masivos de ciudadanos, para recibir migajas de apoyos en eventos kilométricos derivados de la impuntualidad y tardanza de la operación “acarreo”, de los organizadores de estos.

La nota publicada en este medio de comunicación el día de ayer llevaba como título “los ciudadanos emblemáticos de los políticos, funcionarios públicos y gobernantes, donde precisábamos lo siguiente: Una práctica común para la entrega de apoyos que emanan del pago de nuestros impuestos resulta que existan concentraciones masivas cuando algún gobernador, Diputado local o Federal, Alcalde, Funcionario Público y Candidato, deciden y acuerdan entregar becas, material de construcción, apoyos económicos para proyectos productivos o el banderazo para el inicio de una obra.

En otro texto consignábamos que muchos sanquintinenses se preguntan cuál es la finalidad y utilidad, para que los ciudadanos permanezcan hasta cinco horas en espera de que llegue equis funcionario público, diputado, gobernante o candidato, para obligarlos a escuchar sus mensajes demagógicos del cambio y desgarramiento de las vestiduras por la defensa de los intereses de las familias bajacalifornianas, cuando todo esto es únicamente verborrea pura.

De acuerdo algunos correos electrónicos recibidos nos mencionaban hasta nuestra progenitora, otros nos mencionaban que únicamente nos llevábamos ching…y los menos ofensivos destacaban que en nada nos perjudicaba el que acudieran de manera voluntaria los ciudadanos a recibir apoyos hacia algún punto de concentración.

Lo cual nos indica que ya pasaron a la historia los años de baño de pueblo de los personajes arriba descritos, aunque teniendo pleno conocimiento que esto es precisamente lo que ha llevado al descredito total de los partidos políticos.

Así es que los padres de familia deberán continuar soportando que sus hijos los conduzcan a eventos masivos los maestros y personal docente de los planteles educativos, con la finalidad de continuar haciéndoles el caldo gordo a gobernantes, diputados, políticos y funcionarios públicos, y los ciudadanos continuar soportando la vejación de acudir a estos eventos kilométricos, para lograr obtener un apoyo, que proviene del pago de los impuestos, no de los gobernantes, diputados, funcionarios públicos y políticos.