• Detenido intentó lesionar a un policía con un azadón

Erendira B.C.– Derivado de una denuncia ciudadana a la Barandilla de la Delegación Eréndira, elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal aseguraron a Carlos N. de 36 años de edad, por presuntos daños en propiedad ajena e intento de lesiones con un azadón a un servidor público.

El titular de la DSPM, Jorge Íñiguez Díaz indicó que a las 21:00 horas los oficiales fueron avisados que el hombre se encontraba en el interior de un predio no delimitado en la calle Quinta -ubicada  en la parte del poblado-, por lo que se abocaron a atender el reporte.

Detalló que la propietaria les autorizó el ingreso al terreno y les informó que el individuo reportado había intentado agredirla y había causado daños en el lugar, al momento de estar hablando con los agentes, el sujeto gritó palabras altisonantes desde el interior de la casa.

“Los agentes se identificaron, le explicaron el motivo de su presencia y le solicitaron que saliera del domicilio, pero éste hizo caso omiso; hasta que repentinamente salió portando un objeto de metal -azadón-, con el cual se abalanzó contra uno de los policías al cual trato de herir en el cuerpo y cabeza”, afirmó.

Jorge Íñiguez puntualizó que el elemento evadió los ataques del agresor y cuando éste lo volvió a atacar con el mismo objeto, por lo que al estar nuevamente en peligro real e inminente, el uniformado utilizó su arma de cargo realizando un sólo disparo que impactó a la altura del lado del pie izquierdo al de nombre Carlos N., quien le aventó el azadón, para después salir corriendo e introducirse a la vivienda.

“Minutos después salió de la casa el agresor que fue trasladado al centro de salud de la Delegación en donde fue atendido por el médico de guardia que le efectuó las curaciones necesarias, para después ser trasladado a un hospital de la zona urbana”, apuntó.

El funcionario agregó que los oficiales aseguraron y dieron lectura de sus derechos a Carlos N. de 36 años, quien fue internado en un nosocomio local y puesto a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quedando bajo custodia en el hospital por personal de la DSPM.