¿Declaraciones de diputadas petistas ciertas o falsas?

El día de ayer nos llegó a nuestro correo electrónico un boletín de prensa emitido por los encargados de la comunicación de la Diputada Claudia Agatón Muñiz, donde daba conocer su posicionamiento a la aprobación del dictamen 95, que se diera en las horas de la madrugada, cuando ya algunos diputados de oposición estaban durmiendo plácidamente.

De acuerdo al contenido del boletín enviado a este medio de comunicación, la diputada petista declara lo siguiente: Como representante del pueblo y diputada por el Partido del Trabajo, voy a luchar para echar abajo, la ilegal aprobación del Dictamen 95 que pretende entregar la operación y venta de agua de las desalinizadoras de Rosarito y San Quintín, a empresas privadas mediante Asociaciones Público Privadas totalmente opacas y con cláusulas de contratación leoninas y lesivas para el dinero e interés público.

Sin embargo algunos columnistas y líderes consideran que este posicionamiento únicamente tiene el interés de mandar un mensaje a la ciudadanía, con la finalidad de pretender hacer creer que está metida de lleno en la defensa de los intereses de los bajacalifornianos, que habitan en la geografía del municipio de Ensenada, principalmente de la parte sur.

Sin embargo no es únicamente el caso de la diputada petista, sino lo que han observado en la diputada del buen vestir Roció López Gorosave, quien pretende justificarse en la aprobación del dictamen 95, retomando el estandarte del valle de San Quintín, que es y ha sido un laboratorio de cultivo de caldo político, aunque lo desconozcan y resulten alérgicos al pueblo.

Y este tipo de actitudes es lo que ha llevado al descredito de todos los partidos políticos, aunque en esta ocasión el PAN,  y sus diputados se hayan llevado los honores, y por ende las secuelas políticas y sociales que pudieran surgir a corto, mediano o largo tiempo, ya que hasta un niño de prescolar entiende lo del “MADRUGUETE” que tuvieron que orquestar para sacar adelante el dictamen 95.

En este asunto del dictamen 95, también tenemos algunos poncios pilatos, que se lavaron las manos con declaraciones “CANTIMFLESCAS”, como el diputado Alejandro Arregui Ibarra, quien prometía mucho para los residentes del municipio de Ensenada, pero que finalmente salió igual que todos los políticos. Puras promesas y jarabe de pico.

Sin duda alguna que los políticos de los partidos tradicionales hicieron candidato presidenciable al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien un día sí, y otro también, les restriega este tipo de acciones que algunos mencionan de ilegales.