“Los gritos y sombrerazos”

Por: Rodolfo Guevara

Como es una costumbre de todo aquel comunicador que se precie de ser columnista, observamos y analizamos todo aquel punto de vista que se haga del valle de San Quintín, donde tenemos aproximadamente 23 años de estar difundiendo el acontecer de esta zona, primeramente como corresponsales del diario La Voz de la Frontera, y posteriormente con el primer medio impreso regional Volcanes.

Periodistas y columnistas tanto de la región del valle de San Quintín, como de las ciudades de Ensenada, Tijuana y Mexicali, se han dedicado a gastar una gran cantidad de tinta y papel del publicitado y manoseado tema del proyecto de la municipalización, sin que hasta la fecha hayan logrado erigir un verdadero líder que lleve a la independencia de nuestra zona, como el sexto municipio del Estado de Baja California.

Opiniones y posicionamientos han sobrado en todos los medios de comunicación electrónicos e impresos, sin embargo ha faltado el producto de gallina en quienes han pretendido erigirse como los adalides de la municipalización, lo cual equivale al dicho demasiado común de “gritos y sombrerazos”, que no logran pasar de esto únicamente.

Y como siempre brotan estas expresiones: Los han maiceado, los compraron, nos engañaron, nos vetaron, pero la realidad es que no ha habido capacidad y un verdadero líder, que haga al menos preocuparse a nuestros diputados locales, Presidente Municipal de Ensenada, y Gobernador del Estado, que finalmente tienen el sartén por el mango para darle el rango de municipio al valle de San Quintín.

El tirar la piedra y esconder la mano en nada ayudan a este proyecto, ya que cuando se requiere que hagan declaraciones concisas y precisas, los entrevistados le hacen a la chimoltrufia  para cuidarse las espaldas políticas, económicas, sociales y de chamba de burócrata, ya sea del Estado o Municipio, lo cual equivale a que estén tirando al cesto de la basura la presencia en el valle de San Quintín, de cinco medios de comunicación impresos y tres electrónicos.

Otra de las causas resulta la falta de madurez y capacidad para aceptar la crítica de algún representante de un medio de comunicación, de los cinco o seis personajes que presumen su perfil de los “Mesías” en la comunicación de nuestra zona.

Es triste y lamentable que actualmente tengamos una marcada carencia de valores políticos y sociales, que irremediablemente son el principal factor de que el ansiado proyecto de la municipalización este en chino e inalcanzable.

Hasta cuándo tendremos la capacidad y agallas suficientes para exigirles a nuestros Gobernantes y Diputados, que nos den nuestra independencia como el nuevo municipio.

Cuando reconocerán los pocos que quedan del Comité de Municipalización que ya se cumplió su ciclo, y que se requiere de caras y rostros nuevos con mayor capacidad, fortaleza y valentía, para lograr este proyecto.

Mientras tanto seguiremos tomando atole con el dedo, llenándonos de minutas  de acuerdos y mesas de trabajo.