Por: Rodolfo Guevara.

El día de antier, ayer y hoy no han preguntado en las ciudades del asfalto y pavimento cuantos valores políticos y sociales existen en el valle de San Quintín, como para pensar en un proyecto de municipalización y ser los dueños de nuestro futuro y desarrollo.

Y la verdad de las cosas que tuvimos que responderles de acuerdo a un programa deportivo del grupo Televisa, que se denomina “y tú a quien le vas”, ya que por más esfuerzos mentales que hicimos. No logramos encontrar a alguien de nuestro terruño con la suficiente capacidad, preparación y temple, de todos los que se precian de serlo en este valle.

Recordando aquel ensayo televisivo por internet que tuvieron Martiniano Hernández Pérez y Pedro Castañeda Jiménez, presidente el primero del Comité de Municipalización del valle de San Quintín, debido a que su incursión de exponentes del tema de este proyecto, les redituó que  el 95% de los escasos cinco televidentes, hasta los insultaran.

Y esto obedece precisamente a esa falta de valores políticos y sociales del valle de San Quintín, y a la persistencia de continuar vigentes, de los personajes de ayer, hoy y siempre, como son los casos de estos connotados panistas, que se resisten a entender que su ciclo dentro de lo político y social ya concluyo, para darle paso a las nuevas generaciones.

No se necesita escudriñar demasiado para lograr encontrar y entender que realmente “no han aportado nada”, para el desarrollo de nuestra región, que no haya sido la de la función pública, tanto Hernández Pérez como Castañeda Jiménez, aunque pudiéramos estar equivocados en nuestras apreciaciones al escapársenos de nuestra mente algo relevante que haya dejado una profunda huella en esta zona.

Como humanos tenemos derecho a equivocarnos, sin embargo en nuestros 20 años, de estar atendiendo el quehacer informativo del valle de San Quintín, únicamente encontramos que Castañeda Jiménez estuvo al frente del llamado CODEREQ en el sexenio de Ernesto Ruffo Appel, y la incursión por la CORETTE en otro sexenio, además de su fracaso como candidato a Diputado del XV Distrito por el PAN, lo cual provoco un alejamiento de su persona hacia la actividad política y social, para dedicarse al ramo empresarial.

Hernández Pérez, también registra incursiones en la función pública como delegado municipal de Camalu, aunque no resultaba residente de este lugar.

Los gobiernos panistas municipales nuevamente lo volvieron a ubicar como delegado municipal de la colonia Vicente Guerrero, donde tiene su lugar de residencia.

También registra la coordinación del grupo Madrugadores, que lo llevo a apoyar la expulsión de los miembros fundadores de esta agrupación, así como lo del comité de Mercadotecnia, donde no fue ni agua ni pescado.

Y de la trayectoria  de estos dos personajes tiene pleno conocimiento la ciudadanía del valle de San Quintín, lo cual obviamente se tradujo en este resultado que obtuvieron en este supuesto canal de televisión por internet.

El proyecto de la municipalización del valle de San Quintín, sin lugar a dudas que deberá de llegar por el paso inexorable del tiempo, que obliga a los pueblos con una elevada explosión demográfica a buscar su desarrollo. Y no porque realmente cualquier hijo de vecino pretenda adjudicárselo con palabras únicamente.

Más que palabras, se necesitan acciones con un giro por encima  de los 180 grados.