“No somos moneditas de oro”

A lo largo de la semana, esta editorial trabajó en diferentes temas que han sido muy importantes para nuestros lectores, pues consideramos que es información que involucra a todos los Sanquintinenses quienes se preocupan por su entorno.

La editorial es el conducto para informar a la ciudadanía de lo que pasa en nuestro alrededor, todo lo que se escribe es por  que existió una fuente, una pluma y un director, que autorizó la publicación de algún artículo.

Nuestra responsabilidad es recibir todos los comentarios sean buenos o malos, así como de mantener una línea de veracidad y ética profesional,  que es lo que caracteriza a cualquier medio de comunicación.

Desde el escritorio de este rotativo, creemos que somos el único medio de comunicación que no maquillamos la nota, que se la decimos de la forma que es, aunque nos tachen de amarillistas por decir la verdad tajantemente.

El poder de la pluma es impresionante, porque con tan solo algunas líneas pueden hacer a un personaje muy grande, pero a la vez es destruido de la noche a la mañana, cuando se utiliza de forma inadecuada.

Volcanes, como siempre lo ha dicho la directiva, es una escuela de aprendizaje de la cual han pasado la mayoría de periodistas del valle de San Quintín, aquellos que iniciaron con la nota desde los años 90 hasta el 2010.

Los nuevos comunicadores conocen lo teórico de la noble labor de informar, pero les falta la vivencia así como la experiencia de cuando lo rojo era rojo y ahora se maquillan las notas, para no afectar a funcionarios o partidos políticos.

Hagamos conciencia, si por decir la verdad nos tachan de amarillismo es opinión de cada quien y muy respetada, pero Volcanes seguirá informando lo bueno y lo malo que ocurra en el valle de San Quintín.

Las puertas están abiertas para todos aquellos que deseen aclarar cualquier hecho en el que se vieron involucrados y recordarles, que toda la información está fundamentada con entrevistas, escritos y fotografías.