*Celebraron la primera reunión el pasado miércoles.

*Realizaran la segunda reunión el próximo 31 de Enero.

Un grupo de sinaloenses radicados en el valle de San Quintín, están organizando la integración de una agrupación de personas que provengan de este estado, y hayan tomado como lugar para residir esta zona del sur del municipio de Ensenada, con la finalidad de apoyarse mutuamente y resultar parte importante del desarrollo de esta región.

Los interesados en promover la formación de esta agrupación sinaloense, consideran que deben de defender sus raíces del Estado de Sinaloa, con orgullo y satisfacción debido a que existen riquezas agrícolas, turísticas, pesqueras, culturales, urbanísticas, históricas, empresariales y comerciales, que dignifican a sus residentes y quienes han salido de este estado, por cuestiones de trabajo y familiares.

Manifestaron que el 70% de los sinaloenses que decidieron asentarse en el valle de San Quintín, resultan parte de esa explosión demográfica que se generó por cuestiones del trabajo en el cultivo, empaque y corte de productos hortícolas, ya que resultaron contratados por periodos de tiempo en épocas de producción hortícola, además de que algunas empresas agrícolas del Estado de Sinaloa, realizaron algunos cultivos en esta zona.

Consideraron que deben de formar parte también del desarrollo político y social del valle de San Quintín, ya que algunos de sus hijos nacieron y se formaron profesionalmente en esta zona, lo cual refleja que también tienen raíces bajacalifornianas, que los obliga a ser parte del desarrollo y de los apoyos gubernamentales, como ocurre hacia las familias del sureste de la República Mexicana, que gozan de algunos privilegios.

Dejan abierta la invitación para todos aquellos sinaloenses que radican en el valle de San Quintín, que deseen formar parte de esta agrupación, además de citar que la segunda reunión se realizara el próximo 31 de Enero, a la seis de la tarde en un salón social de la localidad, que en su oportunidad darán a conocer.

Finalmente precisaron que existen familias sinaloenses asentadas en el valle de San Quintín, que registran 35, 30, 25, 20, 15 y hasta 10 años, lo cual lo hace parte del desarrollo.