La Defensoría solicitó medidas de protección para periodista amenazado, las cuales ya están siendo atendidas

Tijuana.- La Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, puntualizó la necesidad de que se garanticen la protección y el respeto al ejercicio periodístico, pues nada ni nadie debe atentar contra la libertad de expresión.

Lo anterior, en relación a las intimidaciones y agresiones verbales vertidas en contra de cinco periodistas, uno de los cuales también fue amenazado de recibir agresiones físicas.

Ante estos hechos, la Ombudsperson de Baja California informó que desde el momento en que se tuvo conocimiento de estas amenazas, la Defensoría emitió una solicitud de medidas cautelares, así como para la inscripción al Mecanismo Nacional de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, mismas que ya están siendo atendidas.

Olvera Rodríguez reiteró que entre los derechos fundamentales que el Estado, en su calidad de garante, está obligado a proteger, destaca el hecho de que las y los periodistas cuenten con las garantías necesarias para salvaguardar su integridad y seguridad jurídica, así como su derecho a una debida procuración e impartición de justicia.

En ese sentido, señaló que las y los profesionales de la comunicación deben reconocerse como un sector particularmente expuesto a agresiones y violaciones a sus derechos fundamentales.

Olvera Rodríguez recalcó que el Artículo 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece de manera clara que “es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares”.

La Ombudsperson de Baja California puntualizó que el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos garantiza el derecho a la libertad de expresión, que comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información. Además, el derecho a informar y ser informado también está garantizado por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

“Tanto la libertad de expresión como la información son derechos garantizados para todas y todos y constituyen dos pilares fundamentales de las sociedades democráticas. Por tanto, la información es un bien social que no pertenece a los medios de información o a los periodistas. La información es un derecho humano que debe ser utilizado de forma responsable para el beneficio común y no para intereses privados”, sostuvo.

Cabe mencionar que durante 2018 se han presentado dos Quejas por presuntas vulneraciones a los derechos humanos de periodistas; mientras que en 2017 se presentaron 12 Quejas, siendo Tijuana el municipio que encabezó la estadística con 4, seguido de Ensenada con 3, Rosarito 3, Tecate 1 y Mexicali 1. Los principales derechos humanos presuntamente vulnerados en dichas Quejas son el derecho a la seguridad jurídica; a la libertad y a la integridad y seguridad personal, y los principales hechos violatorios son emplear arbitrariamente la fuerza pública; ejercer violencia desproporcionada durante la detención y detención arbitraria.

Para concluir, Melba Adriana Olvera Rodríguez reiteró su reconocimiento al papel que desempeñan las y los periodistas al poner el tema de los derechos humanos en la agenda de las instituciones de gobierno, siendo coparticipes de un cambio en Baja California para avanzar en la consolidación de una sociedad más justa, e informar a la población acerca de sus derechos humanos.