“Los políticos, candidatos y carros chocolates”

Por: Rodolfo Guevara Cázarez.

Hasta hace algunos días los candidatos, políticos y gobernantes, no lograban insertar ese despertar ciudadano  en el proceso electoral para la elección presidencial, Diputados Federales y Senadores, hasta que llego José Antonio Meade Kuribeña, para decirles a los residentes del Estado de Baja California, que se tendrán que regularizar los carros chocolates.

Como es del conocimiento público Meade Kuribeña resulta el candidato presidencial del partido Revolucionario Institucional, y sus aliados, lo cual provoco que el actual candidato a Senador Alejandro Arregui Ibarra, de esta misma coalición,  tomara este mismo estandarte que lo llevo a alcanzar la nota de ocho columnas en algunos medios de comunicación impresos, principalmente de aquellos que tienen una tendencia hacia el tricolor.

Y como para no quedarse atrás una Diputada Federal, a quien apodan “La Chapulina”, por aquello de que salta de una posición a otra, también le entro al tema que resulta una verdadera “papa caliente” en el Estado de Baja California, ya que circulan miles y miles de carros chocolates en todo lo largo y ancho de este territorio, principalmente en el valle de San Quintín.

Así es que mis estimados ciudadanos, los candidatos, políticos y gobernantes, ya tienen un nuevo rayito de esperanza, sin que esto lleve implícito alguna propaganda política hacia algún candidato presidencial, pues lo mismo es Chana que Juana, y sin duda alguna que representara el surgimiento de una gran cantidad de notas y opiniones, que únicamente quedaran en esto.

Ensayos y simulaciones, de que realmente les interesa este tema, nos encontramos muchos en nuestro archivo editorial y de otros medios de comunicación impresos, sin que hayan pasado de lo escrito líneas arriba, sin embargo “no cuesta nada darles nuevamente el derecho de la duda. Total soñar no cuesta nada.

Debemos de reconocer que este tema y ofrecimiento sin duda alguna que le dará más sabor a unas campañas político electoral demasiado opacas, grises y sin rumbo en nuestro estado, lo cual quizás no esté ocurriendo en otros estados de nuestra República Mexicana, donde pudieran tener una mayor visión de lo que prende al electorado.