San Quintín.- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) impartió una capacitación en materia de Derechos Humanos a personal de empresas agrícolas de San Quintín.

Dicha capacitación fue impartida a 200 jornaleras y jornaleros de diversas empresas, en las que se abordaron temas como Diversidad Sexual y Personas con Discapacidad con enfoque en el tema laboral, informó la Ombudsperson de Baja California. Melba Adriana Olvera Rodríguez.

La Titular de la Defensoría destacó que a través de estas acciones se da cumplimiento al convenio de colaboración que la CEDHBC firmó con el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), para incidir en una cultura de respeto a la dignidad humana en el seno de las empresas agrícolas.

De igual manera, la capacitación forma parte del programa de Educación en Derechos Humanos que la CEDHBC realiza de manera periódica en los cinco municipios del Estado.

En ese sentido, Olvera Rodríguez manifestó que en la capacitación se resaltó que las personas con discapacidad son sujetos de derechos y el Estado tiene la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar sus derechos humanos; de la misma manera, según lo establecido en Los Principios Recortes sobre las Empresas y los Derechos Humanos de la ONU, la responsabilidad de respetar los derechos humanos constituye una norma de conducta mundial aplicable a todas las empresas, dondequiera que operen.

Asimismo, recordó que de acuerdo al Artículo 27 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás; ello incluye el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad.

Finalmente, Melba Adriana Olvera Rodríguez subrayó la importancia de que las empresas se sumen y sean coparticipes en el fortalecimiento de una cultura de respeto a la dignidad humana, con lo cual se establecen rutas orientadas la disminución de la brecha de la desigualdad y a la justicia social.