“2019, tiempos difíciles para priistas, panistas y perredistas”

El fenómeno López Obradorista que ocurrió en este proceso electoral del 2018, sin duda alguna que tiene demasiado preocupados y ocupados a todas las vacas sagradas del panismo, priismo y perredismo, ya que el próximo año se realizaran elecciones locales, donde se habrá de renovar la gubernatura, presidencias municipales, diputaciones locales y regidurías.

Aunque ya no podrá presentarse la figura central de Andrés Manuel López Obrador, quien para ese año ya estará gobernando el país. No deja de preocuparles lo que pueda ocurrir en el Estado de Baja California, considerando que tanto el mandatario estatal como algunos presidentes municipales han resultado acusados de actos de corrupción y desvió de recursos económicos de la federación.

De acuerdo a información extraoficial, a partir del primero de Diciembre del presente año, se revisaran todos los proyectos de programas sociales del Gobierno Federal, con la finalidad de poner en marcha el combate a la corrupción y el saneamiento de los recursos federales, que le den la pauta al nuevo Presidente de la Republica, de atender todos los ofrecimientos de apoyos a estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados.

En nuestro estado tenemos un aspecto que hizo demasiado ruido, como son las Asociaciones Publico Privadas, que encuadran los proyectos de las desaladoras y el tema del proyecto cervecero de la capital del Estado, que le dio vida y capital político al grupo denominado “Mexicali Resiste”, los cuales actualmente andan aún festejando el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Analizando el aspecto de las desaladoras tenemos que voltear hacia uno de estos proyectos que se están ejecutando en el valle de San Quintín, donde todo parece indicar que existen fuertes intereses económicos relacionados con el sector agrícola, como ocurre en el valle de Mexicali, que limitan la buena calidad del vital líquido, para uso doméstico.

Que ocurriría en caso de que resulten electos en el 2019, por mayoría los candidatos de MORENA a la gubernatura del estado, diputaciones locales y presidencias municipales. Y es esto precisamente el motivo que mantiene preocupados y ocupados a panistas, priistas y perredistas de nuestro Estado.