• Pueden provocar enfermedades respiratorias.
  • Se deben cambiar filtros y limpiar ductos para evitar virus y bacterias.
  • Importante evitar los cambios bruscos de temperatura.

Ante las altas temperaturas que se registran en la región, el mal uso de los equipos de aire acondicionado favorece la aparición de enfermedades como catarros, faringitis, rinitis, dolor de cabeza, náuseas, problemas de garganta o contracturas musculares.

El doctor Abdel Karim Montoya Carrillo, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 18 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que algunos de los síntomas que alertan un enfriamiento son las molestias en la garganta, carraspera o irritación.

Dijo que las mucosas de la nariz se encargan de calentar y limpiar el aire que llega a los pulmones.

Sin embargo, cuando los sistemas de refrigeración están programados para en una temperatura baja, las mucosas no pueden hacer bien su función, lo que obliga a respirar por la boca.

Situación, agregó, hace que el aire frío y contaminado llegue directamente a la garganta y a los bronquios, causando amigdalitis, laringitis o bronquitis, incrementando incapacidades laborales durante la temporada, por lo que es importante acudir al médico en caso de tener cualquier problema.

Señaló que el tratamiento suele reducirse a la ingesta de antiinflamatorios o de antibióticos en caso de infección, presentando mejoría en alrededor de tres días; no obstante, si el proceso se complica, la recuperación puede prolongarse entre cinco y siete días.

Indicó que es importante que la piel y los músculos no reciban el impacto directo del aire frío, debido a que nuestro cuerpo no es capaz de adaptarse tan rápido a los bruscos cambios de temperatura.

El doctor Montoya Carrillo dijo que se deben ingerir comidas balanceadas, refrigerios y líquidos que les suministren suficiente sal y electrolitos.

Finalmente, recomendó que para lograr un clima óptimo en el trabajo, se coloque agua a disposición de los trabajadores, se reduzca el consumo de cafeína, se ventile el ambiente, se limpien los filtros de aire según las necesidades para evitar que se acumulen virus y bacterias.

v