• Apoyo sin precedentes durante la administración de EPN.
  • Ampliación y modernización de instalaciones hospitalarias.
  • El Instituto en contacto permanente con patrones y trabajadores.

La atención a familias asentadas en comunidades rurales, representa para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la oportunidad de incrementar su calidad de vida al proveerles servicios de salud así como diversas acciones de bienestar y desarrollo humano.

 Así lo aseveró el titular de la dependencia en la región, maestro Francisco Iván Beltrones Burgos, quien dijo que durante la presente administración federal se ha dado apoyo sin precedentes en la ampliación y modernización de infraestructura hospitalaria,  lo que ha permitido mejorar la calidad del servicio médico que se brinda a jornaleros agrícolas y a sus beneficiarios.

 Adicionalmente, precisó, el Instituto a través del área de Afiliación y cobranza sostiene permanentemente reuniones con representantes de trabajadores y empresarios para dar seguimiento a los acuerdos tripartitas, principalmente los que se relacionan al cumplimiento oportuno de obligaciones patronales que garantizan beneficios de la Seguridad social.

 Detalló que el Hospital Rural IMSS Prospera número 69 incrementó sustancialmente su capacidad operativa al recibir trabajos de ampliación, modernización y equipamiento del área de urgencias mediante una inversión de 10 millones 831 mil 333 pesos y se prevé aplicar recursos por el orden de 25 millones de pesos para  incrementar espacios de consulta externa y área de hospitalización del nosocomio.

 Beltrones Burgos aseguró que con la modernización del servicio de urgencias se cuenta con la capacidad de otorgar 1 mil consultas mensuales a pacientes con enfermedades comunes, padecimientos graves o víctimas de accidentes, “en el hospital 69 atendemos a población en general”, subrayó.

 Agregó que en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 13 de San Quintín se invierten 4.1 millones de pesos en trabajos de mejora en consulta externa, farmacia, consultores PrevenIMSS, área dental, rayos X, reubicación de sanitarios públicos, séptimos, hospitalización, urgencias; observación pediátrica, central de enfermería, baños vestidores para trabajadores y pacientes; sala de expulsión, aula y habilitación de sala de espera, entre otras acciones.

 Por último, Beltrones Burgos señaló que en esa  unidad médica, en promedio cada mes se brindan  1 mil 700 atenciones, entre las que destacan acciones preventivas; seguimiento y control de tratamientos a pacientes con enfermedades crónico degenerativos, entre otros servicios otorgados a un universo de pacientes conformado por trabajadores del campo y sus familias en su mayoría de origen indígena.