• Se han entregado mil 500 notificaciones a quienes habitan en zonas de riesgo

Ensenada, B. C.- Ante la inminente llegada de aguas torrenciales que se movieron de otoño al invierno, el alcalde de Ensenada Marco Novelo giró instrucciones para que la Unidad de Protección Civil Municipal informe a la comunidad sobre los posibles efectos que podría causar el fenómeno del “El Niño”.

El director de Protección Civil, Jaime Nieto de Maria y Campos, dijo que habrá una labor coordinada para hacer lo necesario para minimizar los riesgos y salvaguardar la vida de los porteños, por lo cual se tomarán medidas reactivas y correctivas.

Comentó que lo primero que hará Protección Civil es analizar los riesgos que corren las personas que viven en los cauces de los arroyos, a quienes están notificando están en una zona de alto riesgo.

Por ello han entregado alrededor de mil 500 notificaciones en viviendas situadas por el arroyo que alimenta el vaso de la presa Emilio López Zamora, El Aguajito, el Alamar, Cuenca de Reyes y el que está por atrás de la colonia Popular 89, así como las comunidades que se encuentran en este riesgo en los arroyos del sur del municipio.

Dijo que de la zona sur también se han revisado el arroyo Agua Chiquita, el Nueva York y sus afluentes, además de ir a las comunidades de El Papalote y San Simón de Abajo, en donde también entregaron sus respectivas notificaciones.

Reveló que Protección Civil trabaja levantando análisis de riesgo y notificando a otras autoridades como la Conagua y a la Cespe, mientras que con la Secretaría de Salud y DIF han revisado las instalaciones y el estado de los albergues.

Indicó que la labor de la Sedena y la Semar es relevante,  pues ambas secretarías son fundamentales en las emergencias y son el brazo operativo, por lo que es natural que se cuente con ellas las fuerzas militares.

Finalizó diciendo que las instituciones involucradas cuentan con la experiencia en las acciones que deben realizar y, aunque es un pronóstico, es vital que estén preparados con tiempo para la llegada del temporal de lluvia.