CAMALU

Los residentes de la delegación municipal de Camalu, que colindan con el famoso arroyo Oaxaca, tienen excelentes recuerdos del esperado Huracán Rosa, ya que como nunca pudieron observar una gran cantidad de funcionarios públicos, brigadas de rescate, presencia del titular de Protección Civil, así como la presencia de víveres y  maquinaria pesada de apoyo, para cualquier desastre que pudiera haber originado este fenómeno meteorológico.

Sin embargo esta acción  pareció similar al desfile de un circo que habría de hacer su presentación en el lugar elegido para ello, ya que una vez declarado fuera de peligro ante el virtual azote de este huracán el valle de San Quintín, para los artistas, payasos y funcionarios públicos, dejo de tener interés el lugar escogido para la presentación de su espectáculo.

La presencia de unidades anfibias, lanchas, ambulancias, la toma de selfies, exhibición de material de construcción, despensas, cobijas y algunos otros menesteres, que le dieran mayor realce al espectáculo, desaparecieron por completo del escenario y todos felices y contentos, para mejor ocasión y la presentación de otro espectáculo cuando los tiempos se presten para ello.

En la actualidad únicamente tenemos un grupo de paramédicos que adolece de gasolina y diésel, para prestar el servicio de atención a accidentes y urgencias médicas.

VICENTE GUERRERO

Todo parece indicar que el anunciado proyecto del Centro de Operaciones Policiacas, COP, resulta parte de los anuncios rimbombantes del Presidente Municipal Marco Antonio Novelo Osuna, cuando ya se le empieza a acabar el agua al bule, dicho lo anterior en sentido figurado ante la cercanía de un proceso electoral, para la renovación de las presidencias municipales.

Si bien es cierto que en la semana que acaba de concluir nuestro querido y bien ponderado alcalde anuncio una serie de obras del ramo 33, que tendrán un costo de algunos millones de pesos, estas no pasan de la construcción de comedores, becas, aulas, baños, cercas perimetrales, despensas, material deportivo, sin que incluya algún proyecto como la anunciada nueva estación de bomberos.

Y para colmo de nuestros males, nuestro presidente municipal estuvo cachando elevaditas entregando gallinas, atestiguando proyectos y aprovechándose de la buena voluntad de algunas agrupaciones cristianas, para exhibirse como nuestro gobernante municipal, preocupado e interesado por el desarrollo de los residentes del valle de San Quintín.

Sin embargo debemos de abonarle algo a nuestra delegación municipal, ya que el grupo madrugadores tuvo una excelente pasarela de funcionarios públicos, aunque no hayan aportado nada, pero nos sirvió para conocerlos.

SAN QUINTÍN

Cuando las hojas del calendario del gobierno estatal panista empiezan a acortarse ante la burocracia del valle de San Quintín, que simpatizan y militan dentro del blanquiazul, la preocupación, nerviosismo y las ganas de cambiar de color empiezan a revolotear en la mente de estos, ya que anticipadamente están declarando perdedor de la gubernatura al PAN.

No son pocos los que simpatizan y militan dentro del PAN en el valle de San Quintín, que ya los han visto en reuniones de quienes han sido cabezas visibles en esta zona, del partido del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, aunque no hayan resultado invitados a estas, lo cual hace presumir que tienen la intención de cambiar de color.

La llamada mafia del sistema burocrático estatal del valle de San Quintín, entre quienes se encuentran burócratas que ya están por ajustar los 30 años, en que ha gobernado el Estado el partido Acción Nacional, ya se dicen amigos y hasta compadres, de quienes tienen cercanía con el Senador Jaime Bonilla Valdez y Armando Ayala Robles, este último nombrado enlace nacional de MORENA en Ensenada.

Como dice un conocido adagio cuando el barco de hunde las primeras en abandonarlo son las ratas, este roedor demasiado similar algunos funcionarios públicos que han hecho su fortuna en la función pública del gobierno estatal panista