• Importante acudir al médico para obtener un diagnóstico oportuno.
  • Recomendable mantener un peso ideal y reducir la actividad pesada.
  • Síntomas van desde leves hasta intensos que imposibiliten el movimiento.

Las malas posturas, mantenerse sentado o de pie por períodos prolongados, ocasiona presión en el nervio ciático  originando un dolor agudo en pierna, cadera o entumecimiento en otras partes como pantorrilla y planta del pie, advirtió el doctor Ramón Rojo López, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate.

Rojo López explicó que es el nervio más ancho y largo del cuerpo,  por lo que es más vulnerable a que la presión y provoque molestias. Se extiende desde la médula espinal hasta la cadera y la parte posterior de la pierna; controla todos los movimientos y sensaciones de las extremidades inferiores y una de las posibles causas de la afectación es  el estrechamiento de la columna vertebral o el desplazamiento de un disco intervertebral.

Indicó que cuando el disco es joven posee un aspecto húmedo  que va desapareciendo con el paso de la edad (deshidratación del cuerpo), lo que limita su capacidad protectora y supone una degeneración;  provocando dolor, debilidad, entumecimiento u hormigueo en la pierna.

Detalló que la ciática ocurre cuando hay presión o daño al nervio, ya que éste controla los músculos de la parte posterior de la rodilla,  proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo y a la planta del pie, las causas más comunes abarcan hernia de disco, síndrome piriforme (dolor que compromete el estrecho músculo en los glúteos), lesión o fractura de la pelvis así como algunos tumores.

El dolor es variable; puede sentirse un hormigueo leve, dolor sordo o una sensación de ardor, en algunos casos es tan intenso que imposibilita el movimiento, empieza de manera lenta y empeora después de pararse, sentarse, en las noches, al estornudar, toser, reír y al doblarse hacia atrás o caminar.

Subrayó que no se trata de una afección peligrosa, pero el dolor de la zona lumbar es una de las principales causas de incapacidad y la segunda más común de pérdida de tiempo de trabajo. En algunos casos no se requiere ningún tratamiento ya que la recuperación puede ocurrir por sí sola; si el dolor se agrava, se sugiere la aplicación de calor o hielo en el área, tomar analgésicos de venta libre como ibuprofeno o paracetamol con el objetivo de disminuir la molestia.

Por último, el titular de la UMF número 39 recomendó reducir la actividad durante los primeros dos días, luego retomarlas, evitar caminar, nadar, el ciclismo y levantar cosas pesadas. Si se practica ejercicio, se debe reiniciar tras 2 o 3 semanas; asimismo, se recomienda mantener un peso ideal, hacer ejercicios para fortalecer el abdomen y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral.