Los industriales conminaron a las autoridades estatales, a reconsiderar estas medidas a fin de no afectar el dinamismo de los diferentes sectores.

También exhortaron al gobierno del Estado a impulsar una política de austeridad.

La Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO), manifestó su rechazo ante el incremento y la generación de nuevos  impuestos que la autoridad estatal pretende implementar, según lo expuesto en la Ley de Ingresos 2019,  ya que de concretarse, pudiera traer serias afectaciones al sector.

El presidente de AIMO, C.P. Salvador Díaz González, señaló de acuerdo los aspectos generales de la Ley de Ingresos del gobierno de Baja California para el  2019, se pretende aumentar en 101 %  el Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal, el cual pasaría de 1.8 a 3.60%, lo que traería como consecuencia  el incremento al impuesto adicional a la educación media superior, en un 25%.

De acuerdo a información del gobierno estatal, puntualizó que  Baja California es de las entidades que tienen un Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal,  de los más bajos, sin embargo con esta medida se ubicaría en la primera posición.

Detalló que en promedio, en la mayoría  de los estados, este impuesto de 2%, en otros está en 2.5 %, siendo el más alto del 3%, pero si se da este cambio, Baja California, tendría la tasa más alta.

Dio a conocer que además se planteó incrementar en un 50% la revalidación de placas y las tarifas en el consumo de agua.

Según  lo establecido Ley de Ingresos 2019, misma que fue presentada por el Secretario de Planeación y Finanzas del Estado, Bladimiro Hernández, se espera aumentar los ingresos estatales en más de mil 300 millones de pesos el próximo año, con la justificación de poder seguir brindando  mayor empleo a los ciudadanos.