Ensenada, B.C.-La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) debe enfrentar sus problemas presupuestales y financieros con una operación más eficiente y no optar por la salida fácil de incrementar las tarifas de agua hasta en un 30%, advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE).

Jorge Eduardo Cortés Ríos, dijo que la propuesta de la Cespe de elevar la tarifa comercial en un 25%, la industrial 30% y la doméstica 25%, afectaría negativamente la economía de la población del municipio, más cuando en el caso del comercio y la industria, éstos sectores ya pagan un precio muy elevado por metro cúbico.

Antes que subir el recibo, la Cespe debe presentar un plan de reducción de gastos en su operación, disminuir su nómina que actualmente es superior a 600 trabajadores y abatir la cartera vencida que mantiene desde hace muchos años, consideró el presidente del CCEE.

De acuerdo a información disponible en el Congreso del Estado, para los consumos de 0 a 5 metros cúbicos –rango de la demanda entre las familias más pobres- el planteamiento hecho por la Cespe es aumentar el cobro por metro cúbico hasta 70 por ciento.

El dirigente de la cúpula empresarial señaló que los directivos de la Cespe hicieron la propuesta ante el Congreso del Estado sin la aprobación de los consejeros del sector empresarial ante la paraestatal, pero con el apoyo del resto del consejo, de los cuáles son mayoría los representantes gubernamentales.

Cortés Ríos advirtió que las propuestas de aumento son exageradas y de aprobarse por los diputados, afectarán los costos de las empresas y el ya de por sí paupérrimo nivel de vida de la población más pobre.

Dijo que se entiende que estamos en una zona desértica y que las extracción, desalación y conducción del agua es más cara, pero eso no debe ser usado como excusa para que la ciudadanía pague el precio más alto por el agua no solo del Estado, sino de todo el país.