Debido a que la base para calcular el Impuesto Estatal Sobre Nómina y el Impuesto Estatal a la Educación Media Superior es el Salario Mínimo, con el incremento del mismo al doble que plantea el Gobierno Federal para beneficiar a los trabajadores de la frontera, aumentará la base de recaudación en la entidad, por lo que no se justifica el subir dichos gravámenes que contempla el gobierno de Baja California.

El presidente de AIMO, C.P. Salvador Díaz González, mencionó que de acuerdo con los diputados locales encargados de revisar el Presupuesto de Ingresos para el 2019 no viene considerada dentro de los cálculos esta situación.

Mencionó que con el aumento del Salario Mínimo que plantea el Gobierno Federal, se van a incrementar las nóminas de las empresas en un promedio entre un 15 y 30 %, eso trae como resultado que la recaudación del impuesto estatal sobre nómina, así como el de la educación se vea incrementado.

“Estos cálculos no los trae contemplados el Gobierno del Estado dentro de su Ley de Ingresos, de ahí que si se aprueba seriamos uno de los estados más caros del país en impuesto sobre nómina, lo que nos restaría competitividad respecto a otras entidades”, expresó.

Para el 2019, se pretende aumentar en 101 % el Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal en lo que al rubro de impuesto adicional a la la educación media superior se refiere, el cual pasaría una tasa efectiva del 2.43 al 3.11%.

Díaz González mencionó que de acuerdo a información del gobierno estatal, puntualizó que Baja California es de las entidades que tienen un Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal neto del promedio medio nacional, sin embargo con esta medida se ubicaría en la primera posición.

Detalló que en promedio, en la mayoría  de los estados, este impuesto de 2%, en otros está en 2.5 %, siendo el más alto del 3%, pero si se da este cambio, Baja California, tendría la tasa más alta y con una base mayor al centro y sur del país por el efecto del incremento al salario mínimo, de ahí que la administración de Francisco Vega debe de reconsiderar los aumentos que propone.

Recordó que desde que se conoció esta medida la AIMO, manifestó su rechazo ante el incremento y la generación de nuevos  impuestos que la autoridad estatal pretende implementar, incluso también se oponen a obras como la del cañón Zapata, en donde pretenden crear una vialidad que lleve a Playas de Tijuana, siendo que no sería muy utilizado por los transportistas, es decir no se cobrarían las cuotas pronosticadas en este rubro.

Por último, indicó que el próximo 10 de enero la AIMO llevará a cabo el Foro Reformas Fiscales 2019, en el cual expertos de diversos despachos locales e internacionales presentarán un análisis final, tanto las medidas estatales como federales, que impactarán a las industrias de Baja California.