Con acciones del Gobierno del Estado esta comunidad dejó de tener su mayor soporte en el turismo y fortaleció su economía en la pesca formal

BAHÍA DE LOS ÁNGELES, B.C.- Jueves 13 de diciembre de 2018.- Luego que por décadas esta comunidad estuvo mayormente sostenida por el arribo de turistas, la actividad pesquera formal se ha fortalecido, y con una inversión cercana a los 8 millones de pesos, gestionada por el Gobierno del Estado a cargo de Francisco Vega de Lamadrid, hoy cuenta con mejor infraestructura y flota más moderna, para que decenas de pescadores puedan dedicarse al aprovechamiento de los recursos marinos y los servicios para las actividades acuáticas, en las paradisiacas aguas que bordean esa zona del Mar de Cortés.

Gracias a la intervención interinstitucional encabezada por la Secretaría de Pesca y Acuacultura (SEPESCABC), a cargo de Matías Arjona Rydalch, con el respaldo de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), entre otras dependencias, esta localidad situada a más de 540 kilómetros en el suroeste bajacaliforniano, tiene oportunidades para impulsar el desarrollo.

Descubierta en 1539 por el navegante Francisco de Ulloa, hasta hace pocos años, gracias a la voluntad de los mismos residentes organizados, y a la gestión de la administración estatal, los permisos para la captura de diversas especies comenzaron a otorgarse por parte de las autoridades federales, con mayores ventajas por los productores frente a los intermediarios.

La práctica de la pesca sustentable llegó a tal grado, que los propios hombres de mar tomaron la decisión de imponerse una autoveda, para la captura del pulpo, una de las especies más aprovechadas en la zona, misma que entre 2014 y 2017 generó capturas de superiores a las 74 toneladas anuales en promedio.

Otras especies aprovechables de importancia en la región son la cabrilla, con 76.5 toneladas anuales; el tiburón, con 32.7 toneladas; rayas y similares, con 30.5 toneladas; el jurel, con 36.6 toneladas; y el lenguado, con poco más de 20 toneladas, entre otras.

Infraestructura

Durante esta administración estatal, en Bahía de los Ángeles se consolidó la ampliación de rampa de botado y obras complementarias, convirtiéndola en una de las obras más modernas de su tipo en el noroeste del país, con baños y cerco perimetral; complementos en patio de maniobras con alumbrado y bancas; terminación de caseta de vigilancia.

De 2015 a la fecha se invirtieron más de 3.1 millones de pesos en dicha rampa, con los consecuentes beneficios sociales, a lo que se debe agregar una inversión cercana a los 2 millones de pesos, para la construcción y puesta en operación de una cámara hiperbárica, para el servicio de los buzos de toda la región.

Además, se han otorgado apoyos por más de 2.8 millones de pesos desde 2014 a la fecha, a más de 25 organizaciones para el fomento pesquero, basado en modernización de embarcaciones menores y motores fuera de borda, artes de pesca, sistemas electrónicos y equipo de conservación de producto.