Mentira que exista zona libre ya que no hay un solo producto de importación sin arancel: Gustavo de Hoyos Walther.

Ensenada, B.C. a 28 de enero de 2019.-Lamentablemente el Programa de Incentivos Fiscales decretado por el Gobierno Federal está condenado al fracaso de no darse las facilidades para que las empresas puedan acceder a los descuentos de IVA e ISR, advirtió Gustavo De Hoyos Walther, presidente nacional de la Coparmex.

Manifestó además que llamar a la franja fronteriza la zona libre más grande del mundo es una falacia, ya que no un solo artículo de importancia está libre de arancel, por lo que no hay tal.

El Presidente de la República tiene que exigir a sus colaboradores de la Secretaría de Hacienda y crédito Público (SHCP) que busquen flexibilizar las normas para que esta promesa de campaña que hizo una y otra vez no se quede solo en eso, señaló.

“Desafortunadamente, tal como está, me atrevo a pronosticar que este programa está condenado a fracasar y convertirse solamente un beneficio marginal, que subrayó, apoya muy poco o nada al desarrollo económico de la región, como era la expectativa que se tenía”.

El factor que más ha inhibido que las empresas se inscriban, es la eliminación de la compensación universal, -tema de la mayor relevancia- ya que las empresas tienen en común la retención del ISR a los trabajadores que, con las reglas vigentes en 2018, se podían compensar con otros impuestos.

Con las nuevas disposiciones, las empresas que se inscriban en el beneficio tendrán IVA a favor, pero no lo podrán compensar en el pago de otros impuestos, explicó De Hoyos Walther

Se trata de “un incentivo perverso” para que muchas empresas eviten unirse al Programa de Incentivos, porque por un lado tendrán que enterar el ISR que retienen a sus trabajadores y por otro lado tendrán que pedir la devolución del IVA.

Eso los perjudica a las empresas que manejan su fomentabilidad gracias a contar con un flujo suficiente y que ahora ya no podrán disponer del IVA a favor hasta obtener la devolución, lo que afecta el flujo de muchas empresas que tienen margen de operación reducidos y no pueden soportar esa situación.

Indicó que las áreas técnicas de la Coparmex en la Ciudad de México se reúnen cotidianamente con los funcionarios de la SHCP, pero han encontrado muchas resistencias para que el programa puedan implementarse ya que no hay una oferta precisa, clara o una expectativa de certidumbre.

CONFIANZA EN INSTITUCIONES

El presidente de la Coparmex adelantó que ese organismo confía plenamente en las instituciones electorales del país y del estado que ya probaron su fortaleza durante pasados procesos en que fue electo el actual gobierno.

Dijo que se tienen confianza en que el Gobierno Federal haga sus funciones en tanto que el Instituto Electoral del Estado (IEE) maneje con eficiencia y transparencia el proceso electoral actual.

En ese mismo sentido se dijo respetuoso de la decisión que tome el IEE respecto de la solicitud de referéndum solicitado por algunos ciudadanos con relación al uso de agua por parte de la cervecera Constellation Brands.

No obstante que evitar su funcionamiento dejaría un grave precedente negativo por las próximas dos o tres décadas y además privaría a la sociedad de Baja California y en particular de Mexicali en particular de una alta rentabilidad.