De 2014 a 2018 se han realizado 33 obras para la captación de 1 millón 525 mil 760 metros cúbicos en beneficio de zonas con pocas precipitaciones

ENSENADA, B.C.- Lunes 28 de enero de 2019.- Con la finalidad de mejorar las condiciones de abasto de agua a productores de Baja California, la Administración estatal que encabeza el Mandatario Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO), se reunió con el Director General de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA), donde se informó que de 2014 al 2018 se han realizado 33 obras, con una inversión conjunta de 51.3 millones de pesos (mdp).

El titular de la SEDAGRO en Baja California, Manuel Valladolid Seamanduras, dijo que de manera objetiva se abordó con el titular de la CONAZA, Ramón Antonio Sandoval Noriega, las condiciones climatológicas del Estado y el trabajo que se ha realizado por medio de su dependencia en la presente Administración estatal para contrarrestar la poca o nula presencia de precipitaciones.

Así mismo, se presentaron ante el funcionario estatal los resultados del equipamiento de pozos con bombas activadas con paneles solares, las cuales junto con las obras de retención y captación de agua, han venido a ser una gran alternativa, principalmente para el suministro del vital líquido para el ganado, haciendo con ello más sustentable la actividad.

Informó que las obras que se han realizado de 2014 a 2018, tienen una capacidad de captación de 1 millón 525 mil 760 metros cúbicos, beneficiando a regiones de Ojos Negros, Valle de la Trinidad, Valle de Guadalupe, zona sur, entre otras.

En la reunión, representantes de los productores en el Estado, expresaron su agradecimiento ante el titular de la SEDAGRO, por acompañarlos y por impulsar los proyectos necesarios en sus zonas; de igual manera solicitan al Director de CONAZA su apoyo, para continuar haciendo obras que sustenten la actividad productiva en el Estado.

Valladolid Seamanduras, resaltó el compromiso que tiene el Gobierno del Estado para continuar apoyando a los productores, sin mezclar factores externos que afecten el desarrollo de la actividad primaria en Baja California.