Camalú.

La delegación municipal de Camalú, se ha mantenido por muchos años en el mismo rezago, sin observarse que esta tenga un importante crecimiento comercial o industrial, pues se considera una zona agrícola únicamente.

La presencia de grandes comercios como los que están ubicados en Vicente Guerrero y Lázaro Cárdenas,  es nula y causa un enojo entre los residentes de la delegación de Camalu, la cual también requiere de la presencia de esos establecimientos.

Se considera que esta delegación es importante para el valle de San Quintín, pero no tiene el mismo interés que otras comunidades, ya que los funcionarios solamente se acuerdan de ella cuando existen algún tipo de comicios.

Delegados van y delegados vienen y ninguno se enfoca a darle un cambio importante a este lugar, pues solo se limitan a firmar documentos y calentar la silla, para esperar ese cheque catorcenal muy codiciado por muchos.

Deben de buscar la modernidad a un pueblo que se mantiene estancado por más de 20 años, en donde todo sigue siendo igual, no a cambiado en nada, solamente se sigue agrandando de colonias marginadas.

Buscar centros de entretenimiento, lugares de recreación para los jóvenes, ya que muchos tienen que cambiar de residencia a otra delegación y poder satisfacer sus necesidades laborales, o de la misma escuela.

Si en verdad existe gente preocupada por la delegación de Camalu, inicien con un plan de cambio y preséntenlo a las autoridades correspondientes y no solamente se quejen, si sube la luz o la gasolina.

Vicente Guerrero

La delegación Vicente Guerrero recibió toda la artillería de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, mediante acciones de acercamiento con la ciudadanía y las juventudes, apoyados por las fuerzas armadas y otras corporaciones policiacas, lo cual lo tomaron de buena manera los residentes de esta demarcación.

Sin embargo, como todo ciudadano analítico, consideraron que estas acciones deberían haber tenido mayor prioridad en colonias como San Juan Cópala, Lomas de San Ramón y ampliación Triqui, ya que resultan asentamientos urbanos que tienen prácticamente vetados los agentes municipales, debido al riesgo que representa el enfrentarse a los jóvenes atrapados por la drogadicción, vandalismo, alcoholismo, delincuencia y las llamadas autoridades tradicionales.

El propio delegado municipal Arnulfo Narváez, como que se hace el desentendido en la atención a estos asentamientos urbanos, considerando que esto le puede echar a perder la campaña mediática que tiene en marcha, para lograr sepultar de manera definitiva las grillas del inicio y el tiempo que lleva transcurrido en su calidad de delegado de la colonia Vicente Guerrero.

Aunque ya le bajo dos rayitas a su perfil de SÚPER DELEGADO, aprovecha cualquier escenario para hacerle sentir a sus homólogos de otras demarcación que aun sigue siendo el hombre fuerte de Novelo Osuna.

San Quintín

Lamentable y triste resulta que algunos funcionarios públicos estatales asignados a la Delegación de Gobierno del Estado en San Quintín, estén convertidos en unos parásitos e informantes de quienes los han protegido con un empleo, tanto a ellos como sus esposas, hijos, familiares o compadres, aunque carezcan de la capacidad y los estudios mínimos de primaria.

A esto se debe precisamente que el partido Acción Nacional en Baja California, este a punto de concluir su gobernabilidad estatal que ha tenido por aproximadamente 30 años(cinco sexenios consecutivos), ya que ha tenido que pagar facturas políticas hacia toda aquella militancia que utiliza en sus campañas político electorales.

En nuestro querido y ponderado valle de San Quintín, existen funcionarios estatales que tienen precisamente esa cantidad de años viviendo de la nómina estatal, aunque su preparación y capacidad dejen mucho que desear en la dependencia que hayan sido asignados. No importa su capacidad y preparación sino quien los protege.

¡Qué sucederá con estos parásitos e informantes cuando la ciudadanía decida que el ciclo de los gobiernos estatales panistas ha concluido¡ Estarán preparados para salir de la ubre presupuestal del estado.

Posiblemente en estas elecciones del 2019, ya estén deshojando la margarita, para conocer cuál será su destino y futuro.