Por: El Fisgón.

Hola, hola mis queridos y aguantadores lectores de siempre, pues aquí estamos de nuevo en esta columneja de corte policiaco, cacos y viciosos, que por cierto estos últimos se reproducen más que las cucarachas debido a la falta de atención de los padres de familia, ya que no cuidan de la conducta y comportamiento de sus vástagos, y que dijeron este buey ya puso pies en polvorosa, como algunos otros, pero bueno ya entrando en materia tenemos que empezó a subir el trabajo en los talleres de herrería debido a que todas las familias quieren proteger sus hogares y negocios, para aguantar el alto índice de inseguridad que viene padeciendo el valle de San Cuilmas en este 2019, ya se olvidaron de tener únicamente ventanales, mosquiteros y a la intemperie sus hogares ante el embate que vienen padeciendo en materia de robos, a lugar cerrado y con violencia, amén de todo lo que viene ocurriendo en materia de delitos de alto impacto, pero bueno no todo está perdido en nuestro querido y bien ponderado valle de San Cuilmas, ya que algunos han acudido con los santeros para que les den amuletos de protección.

En otra frecuencia tenemos que es un secreto a voces que están pidiendo la presencia permanente de la Policía Estatal Preventiva en esta apartada zona de la ciudad de Ensenada, con todo y la unidad tiburón, helicóptero y sus famosos perros, para que cese ese grado de incertidumbre, temor  e impotencia de las corporaciones policiacas en la prevención y combate de la delincuencia, pero pues algunos dirigentes de agrupaciones dicen que está en chino que lleguen estos elementos, ya que únicamente operan en las grandes ciudades del Estado de Baja California, aunque los famosos lideres aliancistas y algunos de sus seguidores ya probaron de lo que son capaces estos oficiales.

Por los rumbos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, tenemos que únicamente hacen lo que pueden con el personal asignado a las delegaciones municipales de Punta Colonet, Camalu, Vicente Guerrero y San Quintín, que es precisamente donde se han dado los sucesos sangrientos más sonados, y como dice una conocida melodía “a donde iremos a parar”. Por los rumbos de los caminos vecinales de nuestro entorno  tenemos que los ciudadanos ya tienen temor de buscar algunos árboles secos con leña, debido al temor que sienten en encontrarse algún cuerpo humano con impactos de bala, pero bueno tienen necesidad de realizar esta actividad debido a la alza del gas doméstico y las famosas minitas incompletas que expenden dos empresas de esta localidad. Y por los rumbos de la Delegación Vicente Guerrero, pues nada del famoso Centro de Operaciones Policiacas, COP, que anunciara en reiteradas ocasiones nuestro alcalde Marco Antonio Novelo Osuna, quien ya ni de acuerda de este ofrecimiento que vendría a resolver los problemas de inseguridad, falta de elementos policiacos y unidades, pero bueno e prometer no empobrece, y los sanquintinenses ya tenemos callo de las falsas promesas de nuestros gobernantes, aun con los de la llamada cuarta transformación, sin embargo a estos habremos de darles el derecho de la duda ya que en este próximo proceso electoral podrían retomar la gubernatura y presidencia municipal de Ensenada, por esta edición fue todo lo que acumulamos en el tintero, nos guachamos en la próxima.